fbpx
+34 605 630 328 info@glasesorialegal.com

Muchos afectados, Deudores, quienes ya se sienten abrumados por su situación, se preguntan porqué y cuánto se debe pagar para acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad.

Tal como hemos comentado en el apartado “¿QUÉ SON ESTOS REQUISITOS BÁSICOS QUE EXIGE LA LEY PARA PODER ACOGERNOS A ESTE PROCEDIMIENTO?“, de nuestra web, para acogernos a este procedimiento debemos demostrar nuestra voluntad de pagar, nuestra voluntad de aportar lo posible para solventar la deuda y esto lo haremos a través del llamado AEP, Acuerdo ExtraJudicial de Pagos.

¡Esto puede hacerlo el Deudor, no precisa ni de un Abogado ni de un Procurador!

El procedimiento consiste en acceder a la información/requisitos de la Ley Concursal y presentar ante un Notario de la localidad donde reside el Deudor, o ante la Cámara de Comercio que corresponda (dependiendo de la naturaleza del Deudor, es decir, persona física o autónomo-empresario) dicha documentación debidamente cotejada, así como el formulario de solicitud de Nombramiento de Mediador Concursal al amparo del artículo 242 Bis de la Ley Concursal. Este formulario puede descargárselo cualquier persona desde el BOE.

Así, vemos que los primeros intervinientes legalmente exigibles, para que el Deudor se acoja al procedimiento, son el Notario o Cámara de Comercio. Los honorarios de éstos están regulados por la Ley, por lo tanto de acuerdo a la Doctrina registral sobre los honorarios notariales:

La determinación y forma de cálculo de los honorarios notariales viene concretada en la RDGRN (Sistema notarial) de 16-11-201623, que en un supuesto habitual vendrían a ser menos de unos 300 euros.

La Ley también indica, en relación a los aranceles aplicables:

En el 242 bis hay una parte de las gestiones, las del art. 233, que son completamente gratuitas (ver el documento de instrucciones al respecto)..

Así pues, podemos presumir, que el Acta de solicitud de Nombramiento de Mediador Concursal al amparo del Art. 242 Bis de la LC, será aproximadamente unos 300 €. 

Y bien ¿Eso es todo?

No, pues el siguiente interviniente es el Mediador Concursal. Su actuación está también prevista y tasada.

Veámos:

  • Según el artículo 233.1 de la Ley Concursal, “reglamentariamente se determinarán las reglas para el cálculo de la retribución del mediador concursal, que deberá fijarse en su acta de nombramiento”. Asimismo, el citado artículo determina que “la retribución a percibir dependerá del tipo de deudor, de su pasivo y activo y del éxito alcanzado en la mediación”
  • La Disposición Adicional Segunda en la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, establece lo siguiente:

1. La remuneración del mediador concursal se calculará conforme a las siguientes reglas:

  • La base de remuneración del mediador concursal se calculará aplicando sobre el activo y el pasivo del deudor los porcentajes establecidos en el Anexo del Real Decreto 1860/2004, de 6 de septiembre, por el que se establece el arancel de derechos de los administradores concursales.
  • Si el deudor fuera una persona natural sin actividad económica, se aplicará una reducción del 70 por ciento sobre la base de remuneración de la letra anterior.
  • Si el deudor fuera una persona natural empresario, se aplicará una reducción del 50 por ciento sobre la base de remuneración de la letra a).
  • Si el deudor fuera una sociedad, se aplicará una reducción del 30 por ciento sobre la base de remuneración de la letra a).
  • Si se aprobara el acuerdo extrajudicial de pagos, se aplicará una retribución complementaria igual al 0,25 por ciento del activo del deudor.

2. Esta disposición será aplicable hasta que se desarrolle reglamentariamente el régimen retributivo del mediador concursal.

Finalmente, debemos traer a colación el artículo 242 LC, en el que se incluyen las especialidades del concurso consecutivo, y por el que se establece que el mediador “no podrá percibir por este concepto más retribución que la que le hubiera sido fijada en el expediente de mediación extrajudicial”, 

Pongamos un ejemplo práctico: ( los datos aportados son de un caso real, donde solo hemos sustituído el nombre del Deudor).

  • Llámese al Deudor, Sr. Pérez, supongamos que su “activo “  (bienes) corresponde a una propiedad inmobiliaria, por valor de 113.605,44 € y, que su “ pasivo” (deudas), asciende a una cantidad total de 140.930,40 €
  • Siendo el activo del Sr. Pérez, cuantificable en 113.605,44 € y aplicando el porcentaje indicado en el Real Decreto 1860/2004, de 6 de septiembre,     0,60 %, resulta un arancel de 681,63 € .
  • Siendo el pasivo del Sr. Pérez cuantificable en 140.930,40 € y aplicando el porcentaje indicado en el Real Decreto 1860/2004, de 6 de septiembre,  0,30 %, resulta un arancel de 422,79 € .

Recordemos que la DISPOSICIÓN ADICIONAL SEGUNDA. REMUNERACIÓN DEL MEDIADOR CONCURSAL, establece la siguiente reducción:

  • Si el deudor fuera una persona natural sin actividad económica, se aplicará una reducción del 70% sobre la base de remuneración del apartado anterior.

Por todo ello y,  suponiendo que no ha habido aprobación del acuerdo extrajudicial de pagos, AEP, no procede aplicar la retribución complementaria estipulada en el apartado “1.c “ de dicha Disposición, resultando que la Remuneración del Mediador Concursal debe ser: 331,32 €

Si hubiese habido a aprobación del AEP, se aplicaría pues la retribución complementaria igual al 0,25 por ciento del activo del deudor, es decir, siendo el activo de nuestro ejemplo, el Sr. Pérez, 113.605,44 €, al aplicar el 0,25%, obtendríamos 284,01 € de retribución complementaria.

En resumen:

  • Deuda (pasivo) de 140.930,40 €
  • Bienes (activo) de 113.605,44 €
  • Honorarios Notario ( en este supuesto hablamos de un trabajador por cuenta ajena) : 265 €  es exactamente lo que pagó nuestro cliente al Notario.
  • Honorarios Mediador: 331,32 € ( no hubo aprobación del AEP ).

TOTAL DE GASTOS LEGALMENTE INELUDIBLES: 596,32 €

Muchas personas se preguntarán ¿Y vuestros honorarios? Nuestros honorarios o mejor dicho, nuestros servicios no son legamente exigibles. Dejadme que me remita al inicio de este artículo: “el procedimiento puede hacerlo el Deudor, no precisa ni de Abogado ni de Procurador “.

Ahora bien, el procedimiento es muy complejo, hay muchos matices, consideraciones, actuaciones… Si usted quiere presentar por sí mismo su propio procedimiento, está en su absoluto derecho y riesgo, a hacerlo pero yo personalmente no se lo recomiendo.

Es como tener que presentar la declaración de la renta, incluyendo patrimonio, deducciones múltiples, gravámenes… Hay quien podrá hacerlo por sí mismo y hay quien buscará el asesoramiento de un profesional, evitándose así inspecciones, sanciones… ¡Disgustos!

Los honorarios de los profesionales, Asesores, Abogados…, no están tasados por la Ley por que no es legalmente necesario que usted nos contrate. 

La Ley indica claramente que el AEP lo puede presentar por usted mismo pero, créame, hablamos de un procedimiento complejo, largo y que bien merece estar asesorado por un profesional que vele por todos y cada uno de los pasos, documentos, actuaciones….

En GL Asesoría Legal estamos aquí para garantizar que todo se haga bien, de manera transparente y concienzuda y así, conseguir solucionar su situación deudora.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies