fbpx
+34 605 630 328 info@glasesorialegal.com

Ley de la Segunda Oportunidad

ENVÍANOS UN WHATSAPPANALIZAR MI CASO

¿Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad?

Como respuesta a la gran crisis económica vivida por la sociedad española en los últimos años, especialmente en los años precedentes al 2015, el Gobierno de España en 2015, modificó la Ley Concursal para que no solo las empresas pudieran presentar concursos de acreedores y solucionar sus deudas, sino que gracias al REAL DECRETO LEY 1/2015, DE 27 DE FEBRERO, DE MECANISMO DE SEGUNDA OPORTUNIDAD, REDUCCIÓN DE CARGA FINANCIERA y otras medidas de orden social, las PERSONAS FÍSICAS también pueden acogerse a una LEY QUE PERMITE DEJAR ATRÁS LAS DEUDAS.

 

El Real Decreto Ley 1/2015 dice textualmente:

“(…) Las personas tenemos una sobrada capacidad para sobreponernos … El objetivo de este mecanismo legal no es otro que permitir el que tan expresivamente describe su denominación: el que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida, e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer»

Resolvemos todos los expedientes de nuestros clientes

¿TODOS LOS CIUDADANOS RESIDENTES EN ESPAÑA CON DEUDAS PUEDEN ACOGERSE A ESTA LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD?

¡SÍ! Todos los ciudadanos, personas como tú y como yo, es decir trabajadores o autónomos, podemos acogernos a esta Ley si cumplimos unos requisitos básicos que estipula la Ley.

¿SE PUEDEN CANCELAR TODAS LAS DEUDAS?

¡SÍ! La respuesta es clara y rotunda, aunque condicionada a los requisitos básicos que estipula la Ley. El procedimiento se concluye con la obtención del BEPI, esto es, Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho” lo cual, quiere decir LIBRE DE DEUDAS.

¿Qué son estos requisitos básicos que exige la Ley para poder acogernos a este procedimiento?

 

Ser DEUDOR DE BUENA FE, esto es:

NO HABER SIDO DECLARADO CULPABLE en el concurso de acreedores.
NO HABER SIDO CONDENADO EN SENTENCIA FIRME por delitos contra el patrimonio, contra el orden socio-económico, falsedad documental, contra la hacienda pública y la seguridad social, o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores a la declaración del concurso.
QUE, reuniendo los requisitos necesarios, HAYA CELEBRADO o, al menos, intentado celebrar UN ACUERDO EXTRA-JUDICIAL DE PAGO.
QUE HAYA SATISFECHO EN SU INTEGRIDAD LOS CRÉDITOS CONTRA LA MASA, y los créditos concursales privilegiados y, si no hubiera intentado un acuerdo extra-judicial de pagos previo.
QUE ACEPTE SOMETERSE A UN PLAN DE PAGOS adaptado a su situación. Que haya colaborado, sin incumplir las obligaciones precisas a tal efecto.
QUE NO HAYA SIDO EXONERADO, es decir, que no se haya acogido a los beneficios de esta ley en los últimos diez años. Que no haya rechazado una oferta de ocupación adecuada a su capacidad en los cuatro años anteriores en la declaración de concurso.

Finalmente, aceptar que la obtención de este beneficio se hará constar en el registro público concursal, por un plazo de cinco años. Y siempre que las deudas no superen los cinco millones de euros.

¿Qué efectos tiene en la vida del Deudor el inicio del Acuerdo Extrajudicial de Pagos, es decir el inicio del procedimiento?

 

El Artículo 235 de la LC regula cuáles son los efectos, es decir, consecuencias, cambios y/o manera de conducta a partir del inicio del expediente.

Una vez solicitada la apertura del expediente, el deudor podrá continuar con su actividad laboral, empresarial o profesional.

Desde la presentación de la solicitud, el deudor se abstendrá de realizar cualquier acto de administración y disposición que exceda los actos u operaciones propias del giro o tráfico de su actividad.

 

Desde la comunicación de la apertura de las negociaciones al juzgado competente para la declaración del concurso, los acreedores que pudieran verse afectados por el posible acuerdo extrajudicial de pagos:

a) no podrán iniciar ni continuar ejecución judicial ...

… o extrajudicial alguna sobre el patrimonio del deudor mientras se negocia el acuerdo extrajudicial hasta un plazo máximo de tres meses. Se exceptúan los acreedores de créditos con garantía real, que no recaiga sobre bienes o derechos que resulten necesarios para la continuidad de la actividad profesional o empresarial del deudor ni sobre su vivienda habitual. Cuando la garantía recaiga sobre los bienes citados en el inciso anterior, los acreedores podrán ejercitar la acción real que los corresponda frente a los bienes y derechos sobre los cuales recaiga su garantía sin perjuicio que, una vez iniciado el procedimiento, quede paralizado mientras no hayan transcurrido los plazos previstos en este apartado.
Practicada la correspondiente anotación de la apertura del procedimiento en los registros públicos de bienes, no podrán anotarse respecto de los bienes del deudor instando embargos o secuestros posteriores a la presentación de la solicitud del nombramiento de mediador concursal, excepto los cuales pudieran corresponder en el curso de procedimientos seguidos por los acreedores de derecho público.

b) tendrán que abstenerse de realizar acto alguno dirigido ...

… a mejorar la situación en que se encuentren respecto del deudor común.

c) podrán facilitar al mediador concursal una ...

… dirección electrónica porque este los practique cuántas comunicaciones sean necesarias o convenientes, produciendo plenos efectos las que se remitan a la dirección facilitada. Durante el plazo de negociación del acuerdo extrajudicial de pagos y respecto a los créditos que pudieran verse afectados por este, se suspenderá el devengo de intereses en conformidad con lo dispuesto por el artículo 59. El acreedor que disponga de garantía personal para la satisfacción del crédito podrá ejercitarla siempre que el crédito contra el deudor hubiera vencido. En la ejecución de la garantía, los garantes no podrán invocar la solicitud del deudor en perjuicio del ejecutante. El deudor que se encontrara negociando un acuerdo extrajudicial no podrá ser declarado en concurso, en tanto no transcurra el plazo previsto en el artículo 5 bis.5.

¿Y LAS HIPOTECAS? ¿QUE HAGO CON LA HIPOTECA DE MI CASA?

-No puedo pagar más….Estoy asfixiado y, si el banco ejecuta la hipoteca, me dicen que, si tras subastar mi casa el banco no obtiene suficiente dinero para saldar la hipoteca, aún les seguiré debiendo dinero….
Tranquil@! Precisamente el Decreto Ley de Segunda Oportunidad contempla esta situación y nos dice que, aunque en un principio las deudas garantizadas con prenda e hipoteca están fuera de la Ley, esto no implica que la Segunda Oportunidad no se aplique a la hipoteca.

-Pero, entonces, ¿ cómo?
Pues muy sencillo, si tu vivienda tuviese que ser subastada la ley sí afecta a la cantidad restante por pagar del préstamo después de la ejecución hipotecaria!
Es decir, en el supuesto caso de haber comprado tu vivienda por 200.000 euros, al llegar a esta situación de incapacidad económica, el banco te la quita y a subasta por 150.000 euros, pero todavía deberías 50.000 euros…..
La Ley de Segunda Oportunidad pone fin a esa situación ! En el concurso consecutivo se puede cancelar el 100% de esta deuda aplicando lo que sería una dación en pago de facto.

– Pero quiero mantener mi casa…¿Podría quedarme con mi hipoteca y no perder la propiedad ?
Sí ! También será posible que el deudor mantenga la propiedad siempre que el valor de la hipoteca sea superior al de la vivienda y el préstamo hipotecario esté al corriente de pago, según criterio del Seminario de Jueces de lo Mercantil y Juzgado de Primera Instancia número 50 de Barcelona de 15 de junio de 2016 (acuerdo III.12).

¿Quién y cÓmo se solicita iniciar este procedimiento?

Lo solicita el deudor.

Si está casado tendrá que presentar una solicitud conjunta con el cónyuge, o al menos con el consentimiento del otro cónyuge siempre que la vivienda familiar pertenezca a los dos y pueda verse afectada por el acuerdo extrajudicial de pagos.

Cuando el régimen matrimonial sea lo ganancial, tal como se refleja en el Artículo 178 bis. 5, 2.º “ Si el concursado tuviera un régimen económico matrimonial ganancial u otro de comunidad y no se hubiera procedido a la liquidación de este régimen, el beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho se extenderá al cónyuge del concursado, aunque no hubiera sido declarado su propio concurso, respecto de las deudas anteriores a la declaración de concurso de las cuales tuviera que responder el patrimonio común.”.

La solicitud tendrá que presentarse por escrito conforme al impreso normalizado que se aprobó por medio de la Orden JUS/2831/2015, de 17 de diciembre, por la cual se aprueba el formulario para la solicitud del procedimiento para conseguir un acuerdo extrajudicial de pagos.

El organismo receptor de la solicitud procederá a designar un mediador concursal conforme al que se establece en el arte. 233.1 LC, y una vez este acepte el nombramiento, comunicará el inicio del expediente a los registros públicos donde consten inscritos los bienes del deudor, al registro civil, el registro público concursal y al juez competente para la declaración del concurso (arte. 233.3 LC).

Resumimos el procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad de esta manera:

 

Este procedimiento que nos permite solucionar una situación deudora se basa en un principio básico y es que el deudor sea ‘deudor de buena fe’, así como también que este tenga voluntad de pago y que su deuda total sea inferior a 5 M€.

Partiendo de estos condicionantes básicos que regulan la figura del deudor este podrá iniciar el procedimiento concursal en el cual intervendrán varias figuras: Notario/Cámara de Comercio, Mediador/Administrador Concursal y Juez.

Del procedimiento derivan dos posibles resultados:

1. Acuerdo de pago con los acreedores.
2. En ausencia de acuerdo, declarar el concurso consecutivo.

Ambos resultados, a través de sus respectivos procedimientos llevan a la misma conclusión; “El cierre del Expediente y “El BEPI” (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho), o lo que es lo mismo que LIBRE DE DEUDAS.

Dirección

Carrer del Sol, 62

08201 Sabadell, Barcelona

Teléfono

No te preocupes por aparcar en el Centro de Sabadell; tendrás 1 hora de PARKING GRATIS (Parking Dr. Robert)